Tubos musicales

¿Cómo se puede hacer sonar un tubo de plástico o cartón?

Tubo corto

De varias maneras, una de ellas es golpeando la boca del tubo con la palma de la mano:

Tubo con golpe

¿Cómo se oye? ¿Cómo cambia el sonido si el tubo es más largo?

En el video oirás el sonido de un tubo corto y otro largo:

tubos corto y largo

Con varios tubos es posible costruir un instrumento para tocar una melodía, es el tubófono:

Tubofono

Este tubófono cubre una octava musical, de do a do, y aquí lo puedes escuchar:

Fernando toca una melodía


Melodía en privado

Hay otra manera de escuchar el tubófono: sin golpearlo.

Al situar el oído junto a la boca de un tubo se percibe un sonido de leve intensidad, como un rumor, que tiene tono definido. Cada tubo tiene su tono, y si vas oyendo así los tubos en la sucesión adecuada, escucharás la melodía resultante.

Escucha de tubos


¡Hazlo, es fácil! Aquí verás cómo hacer un tubófono.


Dos maneras de tocar

Hemos oído el sonido cuando se golpea la boca del tubo separando la palma inmediatamente después de golpear. Pero si la palma se mantiene en contacto con la boca del tubo el sonido es diferente.

Dos maneras de tocar

Aquí escucharás la diferencia:

Cuando se mantiene la palma tapando la boca del tubo el tono es más grave, aproximadamente una octava musical más abajo que el tono producido al golpear separando la mano.


Longitud y tono

En el aire del interior del tubo se propagan ondas sonoras pero solamente perdura en él una cuya frecuencia depende de la longitud del tubo, es la responsable del tono que escuchamos.

Al golpear el tubo retirando la palma la longitud de onda del sonido escuchado es la mitad de la longitud del tubo y cuando se toca manteniendo la palma en la boca del tubo, la longitud de onda es sólo de la cuarta parte de la longitud del tubo, es un sonido más grave.

Cuando el tubo no es golpeado, está recibiendo los sonidos del medio ambiente, que contienen todas las frecuencias, pero el tubo resuena a una sola, que es la responsable del tono que escuchamos al acercar el oído a su boca.